Turismo slow en Chile

                      El Turismo slow es un turismo lento, consciente, con un potente foco en lo sustentable y en el respeto por el medio ambiente, la cultura y el patrimonio.

Este movimiento surge a partir del año 1986 debido a un italiano llamado Carlo Pretini, quien abrumado por la vida tan estresante, decidió crear una corriente que llamaba a desacelerarse. 

Hacer turismo slow implica varios temas imperantes en estos tiempos, tales como Sustentabilidad, Medio ambiente, protección y respeto por los animales y personas. Esto es lo que se llama un movimiento que busca volver a las tradiciones, respetando el entorno y adoptando la lentitud como forma de viajar, colocando la cultura y gastronomía local en el centro.